Examinar autor: admin

2.3. Nutrición parenteral

 

La nutrición parenteral (NP) es una modalidad de soporte nutricional que permite administrar nutrientes directamente al torrente sanguíneo.

Su utilización resulta imprescindible en aquellos pacientes que no puedan utilizar el tracto digestivo de una forma eficiente o que no deban hacerlo.

De forma generalizada podemos resumir las indicaciones de la nutrición parenteral:

– Enfermos de riesgo de desnutrición sin posibilidad de alimentarse por vía oral y donde la nutrición enteral es inviable.

  • Resección intestinal masiva
  • Enfermedades del intestino delgado
  • Enteritis actínica
  • Diarrea grave e incoercible
  • Vómitos intratables (imposibilidad de sondaje transpilórico)

 

– Enfermos cuya enfermedad produce una disminución grave de la funciónintestinal.

  • Pacientes con pancreatitis necrohemorrágica con imposibilidad o intolerancia de la NE.
  • Pacientes con catabolismo grave (shock séptico, TCE, quemados) con o sin desnutrición sin poder utilizar el aparato digestivo en 5-7 días.
  • Pacientes con obstrucción intestinal.
  • Pacientes con hemorragia digestiva prolongada.

 

– Enfermos que requieren únicamente (más de dos semanas) nutrición Parenteral

– Que necesitan mayores cantidades de macro y micronutrientes que no cubre la nutrición enteral.

– Pacientesdesnutridosen tratamiento conradioterapia/quimioterapia con imposibilidad de alimentación oral o NE.

– Cirugía abdominal mayor, si no se puede alimentar por vía oral o enteral > 7 días.

– Pacientes con fístulas entero cutáneas.

– Pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal.

– Los enfermos que requieren restricción de líquidos

– Que tengan limitadas los accesos por vía periférica.

 

Por otro lado, las contraindicaciones la Nutrición Parenteralson:

  • Tracto Gastrointestinal funcional.
  • Se prevé un soporte nutricional < 7 días
  • Cuando los riesgos superan a los beneficios
  • Nutrición Parenteral no deseada por el paciente
  • Enfermedad terminal que contraindica la N.P.

 

Catéter venoso central de inserción periférica. Tipo drum

2.3.1 Vías de administración

 

La administración de nutrientes en nutrición parenteral será por vía venosa central o vía periférica. La selección del lugar de inserción depende de la relación entre beneficio y complicaciones y de la duración de la nutrición.

 

– Accesos venosos para la Nutrición Parenteral.

 

  • Accesos venosos de muy corta duración (4- 5 días)

Las preferidas son la vena cefálica y la basílica en situación antecubital. La complicación principal es la tromboflebitis que es multifactorial, sin duda alguna la principal la osmolaridad que no debe exceder de 600 mOsm/L.

Son los llamados catéteres tipo PICC O DRUM.

 

CATETER PICC

 

  • Accesos venosos de corta- mediana duración (4-6 semanas)

 

El acceso venoso ideal para el paciente es:

  • Que le produzca el menor impacto para su imagen (p.e. mejor subclavia que yugular
  • Fácil de utilizar;
  • Confortable;
  • Que produzca el menor número de complicaciones (menos visitas del cirujano, menor nº de hospitalizaciones…)
  • Barato y poco mantenimiento.

 

Para acceder a una vía central para nutrición parenteral total, el catéter ha de estar situado en la vena cava superior (VCS) a unos 1-2 cm por encima de la aurícula derecha, si la inserción es por la vía femoral debe estar situado en la vena cava inferior.

 

La zona de inserción de este tipo de catéteres se realiza en:

  • Vena Subclavia
  • Vena yugular interna
  • Vena femoral

 

  • Accesos venosos de larga duración (mayor de 6 semanas)

 

  • Catéter central tunelizado. Catéter de Hickman

El extremo del catéter colocado en la subclavia es tunelizado en el acto quirúrgico a través del tejido subcutáneo (10-15 cm).

Menor riesgo de mala colocación e infecciones

Requiere un mantenimiento diario para evitar las oclusiones como un bolus de heparina sódica de 100 U/ml (2 ml)

CATETER DE HICKMAN

Inserción del catéter de Hickman

 

  • Catéter central implantado o Porta a cath®

Pensado más para la administración de quimioterapia que por nutrición parenteral. El mantenimiento se puede realizar con heparina100U/ml una vez al mes.

La desventaja es que requiere para su inserción un pequeño quirófano.

 

2.3.2 Tipos de administración

 

Las diferentes técnicas de administración de la nutrición parenteral son:

 

  • Nutrición parenteral total

 

Entendemos por nutrición parenteral total la administración de todos los nutrientes necesarios y esenciales por vía intravenosa para permitir la supervivencia y facilitar la reparación y el crecimiento tisular, en aquellos pacientes en los que la vía digestiva no puede ser utilizada.

Este tipo de nutrición se caracteriza por tener mayor cantidad de lípidos y su osmolaridad es mayor de 900m Osm/L.

Indicada cuando la nutrición parenteral va a ser prolongada, debe utilizarse un catéter venoso central. Se suele emplear la vena subclavia o la yugular interna, mucho más cómoda para el enfermo, aunque también a través de la vena basílica se puede colocar un catéter largo tipo Drum.

 

Los preparados de Nutrición Parenteral Total no deben permanecer almacenados más de 24 horas después de su preparación.

 

 

  • Nutrición Parenteral Periférica

 

Es la administración de nutrientes con una osmolaridad igual o inferior de 900 mOsm, pudiéndose administrar por ello a través de una vía venosa periférica.

Estas soluciones contienen glucosa como hidrato de carbono, aminoácidos y lípidos en pequeña cantidad. Se les puede añadir diversos electrolitos, así como vitaminas. Se intenta dar un aporte nutricional, pero para conseguir un aporte calórico suficiente se necesita un gran volumen.

No es aconsejable si se tiene que administrar grandes cantidades de nutrientes o bien si se prevé una administración prolongada de nutrición artificial.

La administración de este tipo de nutrición no debe exceder los 10-14 días.

CATETER ADMINISTRACION NUTRICION PARENTERAL PERIFERICA

 

2.3.3 Complicaciones

 

  • Complicaciones técnicas

Relacionadas con la inserción del catéter por vía venosa.

 

Durante la punción:

  • Neumotórax, Hidrotórax, Hemotórax
  • Enfisema subcutáneo, Hidromediastino
  • Embolismo aéreo
  • Lesión del plexo braquial, del conducto torácico.
  • Punción arterial
  • Trombosis de la vena subclavia
  • Rotura del segmento intravascular del catéter
  • Mal posición del catéter
  • Perforación cardíaca.

Para evitarlo se detallan unas recomendaciones generales en la cateterización central:

  • Preparación cuidadosa del material que se va a requerir: catéteres, campos, batas, mascarillas, anestesia local, etc.
  • Lavado estéril de manos
  • Utilizar guantes, batas y campos
  • Desinfección de la piel.
  • Ponga al paciente en posición de Trendelemburg y posicione la cama para que esté cómo durante todo el procedimiento.

 

  • Complicaciones metabólicas

Se relaciona principalmente con desequilibrios electrolíticos, alteraciones del metabolismo de la glucosa, sobre todo hiperglucemias por ritmos demasiado rápidos, para evitarlo se deben utilizar bombas de perfusión durante las 24 horas y vigilar el ritmo frecuentemente

 

  • Complicaciones infecciosas

Por contaminación del líquido nutritivo, de las vías de administración o de las conexiones.

Pueden llegar a producir sepsis generalizad. Los agentes causantes más frecuentes son: gran positivos como el Saphylococcus aureus o la Candia Albicans.

Para evitar estas complicaciones deberemos:

 

  • La manipulación del catéter, las conexiones y los cambios de bolsa se deben hacer de manera estéril, con el fin de disminuir el riesgo de posibles complicaciones.
  • Las soluciones de Nutrición Parenteral Total necesitan ser conectadas a conexiones intravenosas nuevas y estériles cada 24 horas.
  • Las soluciones de Nutrición Parenteral Periférica se cambian cada 72 horas

 

Patogenia de la Infección de Catéter

 

2.3.4 Cuidados y recomendaciones generales

 

– Procedimientos

 

  • Asegurarse de la correcta ubicación del catéter antes de iniciar la administración de la NP.
  • Comprobar la etiqueta antes de proceder a administrar la NP, se debe comprobar que la formulación prescrita se administra al paciente correcto, por la vía correcta y dentro de su periodo de validez.
  • La NP tiene una alta probabilidad de crecimiento bacteriano en caso de contaminación microbiológica, por lo que hay que extremar las precauciones de higiene en la administración.
  • No usar ninguna bolsa de parenteral que presente fugas, roturas o partículas después de la fecha de caducidad.
  • Mantener la NP elaborada en el Servicio de Farmacia en la nevera para su conservación. Sacarla de la nevera entre 30-60 minutos antes de su administración para mejorar su tolerancia.
  • Administrar la NP a temperatura ambiente y en un máximo de 24 horas, descartar lo que no se haya administrado.
  • Mantenerlas alejadas de toda fuente de calor (calefacción, luz solar…).
  • No añadir aditivos ni medicamentos a las bolsas de NP, ya que no se deben manipular en condiciones no asépticas por el alto riesgo de contaminación microbiológica.
  • Utilizar una luz de la vía exclusivamente para la NP. No poner medicación ni sueros en “Y” ni utilizar llaves de tres pasos, ya que existe un elevado riesgo de incompatibilidad con la NP.
  • No realizar extracción de muestras sanguíneas de la luz de la NP.

 

– Preparación del material

 

  • Bolsa de NP correspondiente al paciente.
  • Gasas estériles.
  • Guantes
  • Bomba de infusión.
  • Sistema de infusión.
  • Etiquetas identificativas de color azul.
  • Clorhexidina alcohólica al 2% o alcohol de 70º.

 

– Preparación del paciente

 

  • Comprobar inmediatamente antes de la administración, que el paciente, la nutrición parenteral, la hora y la vía de administración son los establecidos en la prescripción médica.
  • Informar al paciente del procedimiento.

 

– Técnica

 

  • Abrir la bolsa exterior de la nutrición.
  • Realizar higiene de manos.
  • Conectar el sistema de infusión a la bolsa de NP.
  • Colgar la bolsa de NP y purgar el sistema de infusión.
  • Identificar la parte distal del sistema con la etiqueta azul y después, colocarlo en la bomba de infusión.
  • Ponerse guantes.
  • Aplicar el antiséptico en el conector del catéter (clorhexidina alcohólica al 2%).
  • Conectar el sistema al catéter.
  • Programar la velocidad de infusión en la bomba para administrar en el tiempo pautado, teniendo en cuenta la velocidad de infusión que se indica en la bolsa de NP.
  • Poner en marcha la bomba.
  • Nunca acelerar o enlentecer la velocidad de perfusión en más de un 10% ya que puede ocasionar las siguientes situaciones: o “Demasiado rápida”: Hiperglucemia o diuresis hiperosmolar o “Demasiado lenta”: Hipoglucemia.
  • Si se contamina alguna parte del equipo o hay fugas, cambiar todo el sistema.

2.2.9 Complicaciones de la administración de la nutrición enteral

 

La utilización de NE puede presentar una serie de complicaciones que podemos clasificar en cuatro grupos:

  1. Complicaciones mecánicas

 

Relacionadas con la inserción, retirada de la sonda y mantenimiento de su posición.

  • Hemorragia nasal. A veces, cuando se introduce la sonda por las fosas nasales, se erosiona la mucosa y aparece una hemorragia nasal que suele ser de pequeña cuantía.
  • Náuseas. No es rara la aparición de náuseas cuando va avanzando la sonda por la faringe.
  • La sonda no avanza correctamente. Si la sonda no avanza correctamente durante su inserción es porque se ha enrollado en la boca o faringe. Si esto ocurre, se extraerá y se comenzará de nuevo.
  • Inserción de la sonda en la vía respiratoria. La inserción de la sonda en la vía respiratoria produce un cuadro intenso de tos y sensación de falta de aire. Si ocurre esto, se debe retirar la sonda inmediatamente.
  • Erosiones nasales y necrosis del ala de la nariz. Se producen por falta de cambios posturales y mala fijación de la sonda.

Para evitarlo, se utilizará una sonda sea de pequeño calibre y se cambiará a diario el punto de fijación.

  • Otitis media (inflamación de la parte media del oído por obstrucción de la trompa de Eustaquio).

Si esto se produce, se cambiará la sonda de fosa nasal y se comenzará con tratamiento médico

  • Obstrucción de la sonda. Se produce por acumulación de moco, de secreciones o de nutrición.

Para evitarlo, debemos lavar la sonda tras cada utilización y después de la administración de fármacos.

 

  1. Complicaciones gastrointestinales.

 

  • Diarrea. Es una complicación frecuente cuando se administra NE, aunque no siempre la causa es la misma nutrición. Ante esta complicación se deben revisar los siguientes factores:
    • Que la velocidad de infusión sea la correcta: las velocidades altas favorecen la aparición de diarrea.
    • Que la fórmula esté a temperatura ambiente.
    • Que la dieta tenga la osmolalidad adecuada: osmolalidades altas son máspropensas a producir diarrea.
    • Contaminación bacteriana de la fórmula: se debe tener especial precaución y extremar las normas de higiene durante la preparación y administración de lasmismas.

 

  • Náuseas – vómitos. Pueden aparecer porque el paciente no adopte la posicióncorrecta durante la administración de la alimentación. Las sondas rígidas y de grancalibre son más propensas a producir estos síntomas. A veces, el vaciamiento gástricono es correcto y, cuando comenzamos con la toma, el estómago sigue lleno con la anterior.

Para ello, se debe aspirar el contenido gástrico antes de cada toma. Si éste fuera superior a 150 ml, se suspenderá la toma hasta la siguiente. Si se trata de una infusión continua, se aspirará cada 4 – 6 horas. Si el contenido es superior al 10 – 20% de lo administrado en una hora, se suspenderá la dieta durante 2-3 horas.

 

  • Estreñimiento. La propia inmovilidad del paciente es causa de estreñimiento. A éste puede contribuir también una dieta pobre en fibra y un aporte insuficiente de agua.

 

  1. Complicaciones metabólicas.

Es muy importante registrar un balance hídrico del paciente que está recibiendo NE; es decir, es necesario equiparar la cantidad ingerida con la eliminada. Si no se hace así, podemos estar ante cuadros de deshidratación (las pérdidas sobrepasan las ingesta) y de hiperhidratación (en este caso, se deberá  disminuir el aporte de líquidos, ya que puede descompensarse una enfermedad de base)

 

  1. Complicaciones infecciosas.

 

  • Neumonía por broncoaspiración.

Es la complicación más grave. Consiste en dificultad respiratoria coincidiendo con la administración de la dieta. Se produce por aspiración hacia el bronquio de pequeñas partículas de la fórmula.

Es más frecuente que se presente en pacientes con disminución del nivel de conciencia.

El protocolo de actuación será:

  • Reconocer al paciente de riesgo
  • Colocarlo en posición incorporado 30-45º y mantener dicha posición durante al menos una hora después
  • Comprobar la cantidad de residuo, si 150 ml, se pospondrá la toma.
  • Peritonitis. Se produce por infusión intraperitoneal de la dieta (la nutrición se esparce dentro del abdomen pero fuera del estómago o intestino). Se da en un 2 % de los casos y, generalmente, ocurre por alteraciones en el catéter de yeyuno -gastrostomía.

 

  • Enteritis necrotizante. Es un cuadro muy grave que, afortunadamente, se da con escasa frecuencia. Consiste en distensión por presencia excesiva de aire en intestino y dolor abdominal junto a fiebre, malestar general y emisión de sangre por las heces que generalmente son diarreicas. Hay crecimiento de bacterias en un tramo del intestino que suele coincidir con la punta del catéter de alimentación. Esto provoca inflamación e infección del intestino que puede desembocar en perforación intestinal.

 

  1. Complicaciones de carácter psicológico y social

Por último, y no por ello menos importante, debemos tomar conciencia del aspecto psicológico y social que supone la NE para una persona.

El paciente al que se le administra nutrición enteral ha perdido la capacidad de disfrutar de los alimentos, de saborearlos y de masticarlos. Además, es portador de una sonda visible y su estética no es la misma que antes.

Por ello, mientras esté recibiendo NE es importantísimo el diálogo, que el personal sanitario le ofrezca apoyo psicológico siempre que sea necesario, haciéndole entender por qué se recurrió a la NE en su caso y las ventajas que en este momento este tipo de nutrición tiene para él.

 

2.2.10 Sonda de gastrostomía- PEG.

 

Dentro de las vías de administración de la nutrición enteral, es importante hacer hincapié en la sonda de gastroenterostomía, o comúnmente llamada PEG.

La colocación de una sonda por gastrostomía endoscópica percutánea (PEG) está indicada para mantener la    nutrición enteral en pacientes con disfagia (dificultad para tragar) de origen no obstructivo, es decir, que tengan un sistema digestivo con una mínima capacidad motora y funcional pero que por problemas neurológicos o musculares no pueden mantener la nutrición por vía oral.

 

 

  1. Que es un tubo PEG

 

Un tubo PEG es una sonda de alimentación que se inserta quirúrgicamente a través de la piel del abdomen («percutáneo») hasta el estómago («gastrostómico»).

Un tubo PEG se puede usar cuando una persona tiene dificultades para tragar, también cuando los alimentos no pueden satisfacer las necesidades nutricionales debido a la falta de apetito o a la mayor necesidad de calorías. A veces los tubos PEG se insertan como apoyo nutricional temporal para pacientes que se han sometido a una cirugía de cuello o de cabeza.

 

Sonda PEG

 

  1. Ventajas de utilización de la sonda PEG

 

  • La posibilidad de la permanencia de la sonda de gastrostomía por largo tiempo.
  • Buena aceptación del paciente.
  • Fácil manejo.
  • El tubo puede ser ocultado debajo de la ropa en aquellos pacientes que tienen una vida social activa.
  • La nutrición por PEG disminuye el tiempo de administración de los alimentos, ya que permite la colocación de un tubo de mayor diámetro, beneficiando no sólo al paciente sino a quienes tienen la función de cuidarlos.
  • Menor posibilidad de derrame gástrico; menor lesión de la piel, que otros estomas.
  • Tiene buena relación coste-eficacia y mejor tolerancia que la sonda nasogástrica

 

  1. Cuidados diarios de la sonda PEG

 

 

  • Limpiar diariamente la parte externa de la sonda con una torunda, agua tibia y jabón suave. Aclarar bien y secar.
  • Después de cada nutrición o tras la administración de medicamentos, se infundirán por la sonda 50 ml de agua. En caso de nutrición continua, esta operación se realizará cada 4-6 horas. Es importante no mezclar los medicamentos con los alimentos. Los   medicamentos   se administrarán por la entrada lateral de la sonda.
  • Incorporar al paciente 30º-45º antes de iniciar la nutrición y mantenerlo en esa posición posteriormente durante una hora.
  • Antes de cada toma deberá comprobarse que la sonda no se haya movido y que su posición sea la correcta. La graduación en centímetros de la sonda le ayudará a verificarlo.
  • GIRAR DIARIAMENTE LA SONDA AL MENOS UNA VUELTA COMPLETA para evitar que quede adherida a la piel y disminuir el riesgo de que la palomita interna sea embebida por la pared gástrica. Si la sonda no gira, avise al médico.
  • Comprobar todos los días que el soporte externo no oprima la piel del paciente. Si se observa que el soporte está demasiado ajustado (porque el paciente ha aumentado de peso o por cualquier otra razón), súbalo un poco para aumentar la distancia entre él y el estoma.
  • Cambiar diariamente la cinta adhesiva y el lugar de sujeción de la sonda de PEG. Cerrar los tapones de la sonda cuando no se usen.

 

SI SE TRATA DE UNA SONDA CON BALÓN, cada dos semanas, aproximadamente, debe comprobarse su volumen. Para ello hay que aspirar con una jeringa el agua o el aire del balón a través de la entrada lateral de color. Si se observa que el volumen es el adecuado, vuelva a inflar el balón. En caso de que se desinfle, se desplace hacia el exterior o exista pérdida por el estoma, deberá avisar al médico para que valore la conveniencia de sustituir el balón.

 

  1. Cuidados del estoma

 

  • Comprobar que alrededor del estoma no exista irritación cutánea, inflamación o secreción gástrica. Si se presenta, llame al médico.
  • Durante los primeros 15 días, limpiar la zona con una torunda, agua y jabón haciendo movimientos en círculo desde la sonda hacia afuera sin apretar. Secar toda la zona y aplicar una solución antiséptica. A partir de la 3ª semana, lavar sólo con agua tibia y jabón y, a continuación, secar.
  • El soporte externo puede levantarse o girarse ligeramente para poder limpiar mejor, pero nunca hay que tirar de él. Si observa suciedad debajo del mismo, límpiela con una torunda humedecida en agua y seque cuidadosamente la zona. Es recomendable poner una gasa debajo del soporte para minimizar el riesgo de maceración o irritación de la piel; esta gasa también deberá cambiarse diariamente.

 

NOTA: LOS CUIDADOS DEBEN REALIZARSE A DIARIO. LA PIEL DEBE MANTENERSE LIMPIA Y SECA PARA PREVENIR INFECCIONES O IRRITACIÓN

 

  1. Complicaciones más habituales que pueden surgir y como solucionarlas

 

PROBLEMAS CAUSA ACCION REQUERIDA
Irritación o infección a través del estoma Exceso de presión

sobre el estoma.

Falta de higiene

en la zona alrededor del

estoma.

Salida del líquido

gástrico.

No asustarse y avisar a su médico/a o enfermera/o.

Limpiar el orificio o estoma diariamente.

 

Salida de líquido a través del estoma El orificio se ha

ensanchado.

El balón se ha

Desinflado.

Avisar a su médico o enfermera.

Volver a inflarlo. Si continúa la salida de contenido gástrico, avisar a su médico/a o

enfermera/o

Obstrucción de la sonda Productos o medicamentos secos en el interior de la sonda. Pasar agua tibia (50 ml) por la sonda con la ayuda de una jeringa. Hay que recordar que siempre debe pasarse agua por la sonda después de cada toma de  alimentos o medicamentos.
Salida de la sonda La sonda sale al exterior por causa accidental o  voluntaria. No   asustarse   y   avisar   a   su médico/a o enfermera/o antes de las 24  horas  (no  esperar  más tiempo  para  evitar  que  se  cierre  el orificio)
Dolor abdominal Excesiva presión en la parte interior o exterior del orificio o estómago. Avisar a su médico/a o

enfermera/o

No gira completamente la sonda Fijación de la

sonda al orificio.

Avisar a su médico/a o

enfermera/o

 

 

2.2.3 Cuidados del paciente con sonda nasoentérica

 

  • Es conveniente limpiar las ventanas nasales una vez al día para evitar irritaciónproducida por la sonda. Se puede utilizar una gasa humedecida en agua templada.
  • Los labios se resecan porque los pacientes sondados respiran por la boca. Se lesaplicará vaselina y se les ayudará a cepillar los dientes por la mañana y noche.
  • Si el paciente está consciente, se le recomendará al paciente que respire por la boca.
  • Si está permitido, se le pueden ofrecer chicles, caramelos, un trozo de hielo o unenjuague con elixir para disminuir la sequedad de boca.
  • Cambiar las tiras de esparadrapo empleadas para la fijación de la sonda a diario. Losrestos oleosos de la nariz y suciedad pueden desplazar la sonda. Para ello utilizaremos agua caliente y jabón antes de fijar nuevas tiras de esparadrapo.
  • Es muy importante garantizar la permeabilidad de la sonda inyectando agua en su luz para evitar su obstrucción y movilizarla a diario para evitar la aparición de úlcera de decúbito por apoyo continuo de la sonda en el mismo sitio.

 

2.2.4 Cuidados del paciente con sonda de gastroenterostomías

 

  • Comprobar a diario que la piel de la estoma (orificio cutáneo por donde se introduce la sonda) no presenta irritación, inflamación o secreción.
  • Lavar la estoma cada día utilizando agua y jabón o solución desinfectante.
  • Cambiar a diario el esparadrapo hipoalérgico que fija la sonda a la pared abdominal a varios centímetros de la estoma.
  • Vigilar la posible pérdida de alimento o jugo digestivo a través del estoma y mantener la zona siempre seca. Si hay escape, éste se debe limpiar inmediatamente y colocar una gasa alrededor de la sonda que se cambiará tantas veces como sea necesario.
  • Verificar periódicamente la posición de la sonda; para ello, traccionar la sonda suavemente hacia arriba hasta notar el tope interno, que es el balón inflado o la pestaña de silicona. Al cogerla entre los dedos, ésta deberá girar sin dificultad en el interior de estómago.
  • El disco de plástico, que es el soporte externo de la sonda, puede levantarse un poco para limpiar mejor la zona del estoma, pero sin tirar de él.
  • Comprobar periódicamente la integridad del balón que se encuentra al final de la sonda y cuya misión es impedir que ésta se desplace fuera del estómago o intestino. Para ello, aspirar con una jeringa a través del orificio externo más pequeño y comprobar que el volumen aspirado es el correcto. A continuación, volver a inyectar el contenido.

 

2.2.5 Tipos de fórmulas de nutrición enteral

 

Existen muchos criterios de clasificación de las fórmulas de nutrición enteral. En el siguiente cuadro se resumen alguno de ellos:

 

  • Según el aporte de nutrientes
  • Según tipo y cantidad de aporte nitrogenado, este hace referencia al aporte proteico.
  • Según concentración calórica

 

 

 

 

2.2.6 Métodos de preparación en nutrición enteral.

 

 Para la nutrición enteral podemos utilizar fórmulas culinarias o preparados comerciales.

 

Los preparados comerciales para NE contienen una composición exacta y equilibrada de los tres nutrientes básicos: proteínas, grasas e hidratos de carbono. Pueden enriquecerse con vitaminas y oligoelementos constituyendo una dieta completa. También pueden modificarse atendiendo a las necesidades específicas del paciente; así, por ejemplo, existen dietas para enfermos renales, respiratorios, hepáticos, con una composición especial para cada tipo de necesidad.

Estos preparados comerciales podemos encontrarlos también como suplementos. Están formados por uno o más nutrientes y se utilizan como complemento a la dieta oral. Se presentan en envases monodosis y pueden ser líquidos, en polvo o en forma de pudding. Los más utilizados son los suplementos proteicos y energéticos.

 

Las formas culinarias son las que están constituidas por alimentos cocidos y triturados a los que se les añade agua, leche, caldo, …  Tienen el inconveniente de no ser exactas y equilibradas en cuanto a su composición, de obstruir fácilmente las sondas por su viscosidad y de requerir para su administración sondas de mayor calibre, las cuales son más molestas para el paciente.

Los preparados comerciales suelen presentarse en botellas de cristal de 500 ml o en una bolsa hermética (flexibag) de 500 – 1500 ml. Deben conservarse en lugar fresco y seco y vienen listos para su uso.

 

Bolsa hermética flexibag    Botella de cristal

 

También se presentan en polvo. Por ello, antes de la administración del producto deberá diluirse en agua. Se mezclarán X gramos de producto en polvo en Y ml de agua, previamente hervida y tibia. Se completará con agua también hervida y tibia hasta un volumen total de X+Yml.

La mezcla resultante ha de ser homogénea, sin presencia de grumos (NO deben usarse ni túrmix ni batidoras).

 

El preparado en polvo viene generalmente en latas que deben mantenerse en lugar limpio, seco y fresco, evitando fuentes de calor.

Una vez reconstituida la dieta, debe conservarse en la nevera en un recipiente bien limpio y cerrado lo más aislado posible del resto de los alimentos.

 

No se debe utilizar la mezcla si lleva más de 24 horas preparada. En este caso, se desecha y se prepara otra similar.

 

Bolsa de alimentación enteral.

2.2.7 Formas de administración de una dieta enteral.

 Puede efectuarse de dos modos: intermitente o en bolo y de forma continua.

 

  1. Administración intermitente.

 

Es la forma que más se acerca a un horario de alimentación normal. Se espacian las tomas al igual que se espacian las comidas a lo largo del día.

  • Se puede hacer con tres sistemas: jeringa, bolsa o botella a modo de perfusión.
  • Tras la toma se pasará el agua, sabiendo que son necesarios 20 ml para limpiar la sonda.
  • Nos se administrarán nunca volúmenes superiores a 400 ml.
  • Distribuir las tomas a lo largo del día intentando asemejarse a la alimentación fisiológica. Como mínimo debe haber un intervalo superior a las 2 horas.

 

  • Bolo con jeringa: Se administra la dieta a emboladas de 200 – 400 ml utilizando jeringas de gran volumen (50 ml) y espaciando las tomas (una toma cada 4 – 6 horas).

 

 

Sistema de administración de bolo con jeringa

Tomado de Manual de Nutrición por sonda para el Paciente. Ed. Novartis. Ilustración cedida por Novartis Consumer Health S.A.

 

  • Bomba de infusión: igual al anterior, pero en vez de utilizar un sistema de goteo convencional se hace con bomba de infusión que regula exactamente la velocidad a la que administramos la dieta.

 

 

  1. Administración continua

 

En este caso, la administración de la dieta se realiza por goteo lento (40 – 150 ml/h) y continuo durante las 24 horas del día, o bien dejando unas horas de descanso nocturno. El método de elección para una nutrición enteral continua es una bomba de infusión, que es mucho más exacta que un sistema de goteo.

Estas bombas de nutrición permiten una mejor tolerancia a la alimentación; administran un volumen constante a una velocidad constante, que es la que nosotros hemos programado; son silenciosas; van provistas de un sistema de alarma en caso de obstrucción o cualquier anomalía; pesan poco y permiten al paciente la movilización.

  • Es menos fisiológica que la anterior, pero se puede emplear para mejorar la tolerancia
  • Se utiliza una bolsa o botella conectada a la sonda a través de un sistema que va cayendo por goteo sin interrupción. Por lo general se administra de manera más controlada con un sistema de bomba.
  • Interrumpir la administración cada 6 horas o según protocolo de la unidad, para aspirar y medir el contenido gástrico. También se debe aprovechar para administrar las cantidades de agua necesaria sino están incluidas en la preparación.

 

2.2.8 Precauciones generales respecto a la administración de nutrición enteral.

 

Se citan a continuación una serie de precauciones generales a ser contempladas para la adecuada administración de nutrición enteral y que se refieren tanto al paciente, como a la fórmula y a la administración de fármacos de modo simultáneo a esta forma de nutrición.

 

  1. Referidas al paciente.

 

  • Mantener al paciente en ángulo de 30 – 45º mientras se administra la fórmula.

 

  • Comprobar el residuo o contenido gástrico antes de cada toma. Si el residuo es superior a 150 ml debe suspenderse la alimentación porque existe riesgo de aspiración del contenido gástrico al aparato respiratorio. En caso de que esto ocurra, se espera una hora y, si transcurrida ésta logra reducirse el contenido residual, se reanuda la nutrición, pero con un flujo más lento hasta conseguir la normalización del residuo.

 

  • Comprobar la velocidad de goteo y no administrar ni más cantidad ni a un ritmo mayor del recomendado.

 

  • Tras la administración de la nutrición es conveniente lavar la sonda con 30 ml de agua para evitar la obstrucción de la misma y su contaminación.

 

  • Administrar entre 500 y 1000 ml de agua además de la dieta y de la que se emplea para lavar la sonda después de cada toma, ya que no siempre se satisfacen las necesidades de agua con la fórmula enteral, sobre todo si es hipercalórica.

 

  • Observar la aparición de náuseas, vómitos o diarrea.

 

  1. Referidas a la fórmula.

 

  • Almacenar los productos no utilizados en sitio seco y protegido de la luz.
  • Comprobar fecha de caducidad.
  • Anotar la fecha y hora de apertura del envase.
  • Administrar la fórmula a temperatura ambiente.
  • Los envases, una vez abiertos, debe administrarse inmediatamente o conservarse en frigorífico no más de 24 horas.
  • No mantener abierta y conectada la botella al sistema más de 24 horas, ya que existe un gran riesgo de contaminación.

  1. Referidas a la administración de fármacos.

 

  • Los medicamentos no deben mezclarse con las fórmulas de nutrición enteral.
  • Cuando sea necesaria la administración de medicamentos, ésta se hará de forma independiente a la alimentación, lavando la sonda con 25 – 30 ml de agua antes y después de administrarlos.
  • La fórmula farmacéutica preferida es la oral líquida y se evitarán en lo posible los comprimidos de cubierta entérica (preparados para absorberse en intestino) y los de liberación retardada (diseñada para liberar fármaco durante un tiempo prolongado).
  • Cuando no haya otra alternativa, se triturarán los comprimidos.
  • Si el comprimido es efervescente, se diluirá en agua y se administrará una vez esté disuelto.
  • Las cápsulas duras pueden abrirse y dispersar su contenido en 20 – 25 ml de agua.
  • Si el medicamento puede dañar el estómago, éste se administrará diluido en una cantidad mayor de agua (80 – 90 ml).

 

UNIDAD DIDACTICA 2. NUTRICION ENTERAL Y PARENTERAL

2.1 Conceptos de nutrición enteral y nutrición parenteral.

 

La nutrición enteral (NE) es la técnica de soporte nutricional por la cual se aportan sustancias nutritivas directamente al aparato digestivo a cualquier nivel suficiente para la digestión y absorción de nutrientes. Se indica, en general, en pacientes que no pueden cubrir sus necesidades de nutrientes con la ingesta oral diaria, pero tienen un aparato digestivo con buen funcionamiento.

La nutrición parenteral (NP) es el aporte de nutrientes al organismo a través de una vía venosa. Este tipo de nutrición se utiliza cuando el aparato digestivo o bien no funciona correctamente o bien interesa mantenerlo en reposo durante un tiempo. Tiene un coste más elevado y un mayor número de complicaciones derivadas de la colocación del catéter en la vía que, por lo general, requiere que sea una vía venosa central.

Hoy en día a menos que haya una indicación específica para la NP, se prefiere como primera opción de soporte nutricional la NE, por su mayor sencillez, menores y menos complicaciones graves y un menor coste, la nutrición enteral tiene otras ventajas sobre la nutrición parenteral como:

  • Efecto trófico: la ausencia de nutrientes en la luz intestinal provoca atrofia de las vellosidades intestinales.
  • Efecto barrero: limitador de la implantación y proliferación de gérmenes, modulador inmunológico
  • Aporte al intestino de nutrientes necesarios en los procesos metabólicos.

 

2.2.       Nutrición enteral

Es el aporte de nutrientes directamente en el aparato digestivo, pero utilizando unos medios diferentes a la nutrición oral convencional, sea porque la vía de administración sea diferente o porque los productos sean distintos.

 

La nutrición enteral está indicada en aquellos pacientes ancianos que no pueden utilizar la vía oral o tienen limitaciones en su uso.

 

  • Conducto intestinal sin alteraciones ni anatómicas ni funcionales.
  • Trastornos de consciencia: ACVA, trombosis, embolia, TCE, estados de coma
  • Fractura de mandíbula, intervenciones quirúrgicas que requieran reposo de esa zona.
  • Enfermedades neurológicas que impiden o dificultan el proceso deglutorio
  • Anorexias por problemas tumorales, estados avanzados de ciertas enfermedades, como: Estadio avanzado de la insuficiencia renal.
  • En pacientes que tengan aumentado su requerimiento nutricional por situaciones graves como en los grandes quemados, politraumatizados.

 

  • Conducto intestinal sin alteraciones anatómicas, pero funcionalmente alterado.
  • Irradiaciones o quimioterapia
  • Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa

 

  • Conducto intestinal con alteraciones anatómicas y con normal funcionamiento
  • Fisuras intestinales
  • Cirugía del esófago, estomago

 

Está contraindicado el uso de la nutrición enteral en:

  • Peritonitis
  • Obstrucción intestinal
  • Vómitos intratables
  • Íleo paralitico
  • Diarrea grave

 

2.2.1 Vías de administración de nutrición enteral

 

Los preparados de NE se pueden administrar por vía oral, con la ingesta normal a modo de complemento de la dieta habitual, o a través de una sonda previa realización de un sondaje.

Los sondajes pueden ser quirúrgicos y no quirúrgicos. Los sondajes quirúrgicos o gastro-enterostomías comunican alguna parte del aparato digestivo (generalmente, estómago o intestino delgado) con el exterior a través de un catéter o sonda que perfora la piel.

Los sondajes no quirúrgicos o nasoentéricos consisten en la introducción de una sonda a través de la nariz hasta el estómago o intestino.

Las sondas son tubos largos y huecos de distinto diámetro. Pueden ser flexibles, rígidas o semirrígidas. El extremo proximal queda en el exterior y el distal es el que se introduce en el aparato digestivo.

El calibre de la sonda viene indicado en unidades french. El diámetro se calcula multiplicando el número de la sonda por 0.33 (una sonda del número 14 tiene un diámetro de 4.6 mm; para ello multiplicamos 14 x 0.33).

 

Sonda Nasoentérica

Sonda de gastrostomía

 

 

Tomado de “Manual de Nutrición Enteral en Atención Primaria”.

Ed. SENPE (Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral). 2002.  Ilustración cedida por SENPE

Las dietas de alimentos triturados en túrmix, o dietas culinarias, sólo podrán administrarse a través de sondas de gran calibre. Así, la ventaja de las fórmulas comerciales es su posibilidad de administración a través de sondas muy finas que son menos molestas para el paciente: producen menor irritación del tramo nasofaríngeo, menos náuseas, no dificultan el paso de aire a la vía aérea, no dificultan la deglución y casi no ocasionan reflujo gastro-esofágico (paso de contenido ácido del estómago al esófago).

 

Los materiales más frecuentemente utilizados son el PVC (para administraciones de 10 – 14 días) y la silicona (administraciones más largas: 2 – 3 meses).

El sondaje nasogástrico es la técnica de elección en la mayoría de los casos ya que es el más sencillo y permite administrar la alimentación tanto en bolo (mayor cantidad en menor tiempo) como de forma continua.

 

– Tipos de sondas

 

  • Sondas nasoentericas

Son las utilizadas en el sondaje no quirúrgico o nasoentérico Estas sondas pueden ser:

 

  • Nasogástrica.

Es la más utilizada. Los pacientes con estomago anatómica y funcionalmente conservado, con reflejo del vomito intacto, con buen nivel de conciencia y que no precisen reposo pancreático ni sufran enfermedad intestinal alta, toleran habitualmente bien la alimentación por sonda nasogástrica.

El extremo distal está colocado en el estómago.

Las más utilizadas son.

 

  • Nasoduodenal. Indicada si hay riesgo de aspiración, problemas de vaciamiento gástrico. El extremo distal está en el duodeno.

 

 

Sonda de Miller- Abbot

 

Sonda de Cantor

  • Nasoyeyunal. El extremo se encuentra en el yeyuno.
Sonda Nasoyeyunal

  • Sondas de gastro-enterostomía o quirúrgicas. (PEG)

Las sondas quirúrgicas deben ser colocadas por el médico mediante acto quirúrgico o endoscópico.

Son sondas especiales que suelen tener en su extremo distal un pequeño balón relleno que impide que ésta se salga del estómago o intestino. El extremo externo de la sonda presenta dos entradas: un orificio más amplio, que es a través del cual se administra la nutrición, la medicación…; y un orificio más pequeño, que es la válvula de seguridad que controla el balón interno y que será revisado periódicamente.

Las hay que utilizan como sistema de fijación al estómago o intestino una pestaña de silicona en lugar de balón. Éstas sólo tienen un orificio exterior por donde se introduce la nutrición.

Es la vía de elección en nutriciones enterales duraderas (más de 6 semanas)

Sonda gastrostomía

 

2.2.2 Técnica de inserción de una sonda nasoentérica.

 

– Material necesario.

  • Sonda digestiva y repuesto.
  • Guantes estériles.
  • Jeringa de 20-50 CC.
  • Lubricante hidrosoluble.
  • Batea para vómitos y secreciones.
  • Gasas
  • Vaso de agua y pajita para aspirar.
  • Fonendoscopio
  • Esparadrapo hipoalergénico (de bajo riesgo de producir reacciones alérgicas o de sensibilidad).

 

– Procedimiento

La inserción de la sonda debe hacerse, si es posible, sin la presencia de familiares y otros pacientes. No olvidemos nunca el derecho a la intimidad de todo ser humano.

  • Informar al enfermo de lo que se le va a realizar, explicarle posibles molestias durantela colocación de la sonda y pedirle su colaboración. Es conveniente preguntarle si haestado sondado antes y si hubo dificultades en el sondaje anterior.
  • Retirar la prótesis dentaria si la tuviese.
  • Limpiar la boca y conductos nasales.
  • Medir la longitud de la sonda y señalar ésta. Se estima que la longitud de la sondadebe ser igual a la distancia en cm entre la parte inferior del hueso esternón, la punta de la nariz y la oreja +50, aproximadamente.
  • Colocar al paciente sentado o con la cama incorporada a 45º.
  • Si el paciente no coopera (ej. disminución del nivel de conciencia), colocarle de lado ocon la cabeza flexionada hacia delante.
  • Introducir la sonda por la fosa nasal y pedir al paciente que trague o tome unossorbos de agua.
  • Hacer progresar la sonda sin maniobras violentas hasta la señal que previamente sehabía marcado. Si comienza a toser se retira la sonda y se empieza de nuevo.
  • Inspeccionar la faringe para comprobar que la sonda está recta y no se ha enrollado.
  • Comprobar la situación del extremo de la sonda, bien inyectando aire a través de ella y auscultando con el fonendoscopio aplicado en la zona gástrica, o bien aspirando suavemente para comprobar la salida de jugo gástrico. Si la sonda es radio opaca sepodrá verificar su posición mediante radiografía simple de abdomen.
  • Si la sonda es Nasoduodenal o Nasoyeyunal, introducir más longitud de la misma. La tarea será más fácil si el paciente se coloca acostado sobre el lado derecho; los mismos movimientos intestinales se encargarán de que la sonda avance hasta su destino.
  • Limpiar con alcohol la piel de la nariz y fijar la sonda con esparadrapo hipoalérgico.
  • Dejar transcurrir 1 o 2 horas antes de comenzar la infusión de la dieta con el fin de que desaparezcan las náuseas que habrán aparecido al colocar la sonda.

MODULO II – ALIMENTACION Y NUTRICION EN EL ANCIANO.VALORACION Y CUIDADOS EN NUTRICION ENTERAL Y PARENTERAL

UNIDAD DIDACTICA 1. CARACTERISTICAS DE LA NUTRICION EN EL ANCIANO

 

Una de las bases para mantener una buena salud a cualquier edad es la alimentación. Ello significa que una alimentación incapaz de suplir las necesidades del anciano puede agravar problemas enfermedades o directamente desencadenarlas:

  • Retraso en la cicatrización de las heridas
  • Debilitamiento del sistema inmunitario
  • Anemias
  • Malnutrición y malabsorción de nutrientes

 

En la vejez, debido a   los cambios inherentes a ella, el apartado alimentario manifiesta másaún si cabe su gran importancia.

La parcela psíquica a veces justifica ciertas conductas alimentarias no explicables orgánicamente, así, los ancianos viudos, en soledad o depresión, sustentan dificultades importantes en el mantenimiento de una alimentación adecuada.

Aclaremos dos conceptos que, aunque estrechamente vinculados no son equivalentes, como la alimentación y nutrición.

La principal diferencia entre ambos conceptos es la voluntariedad de la alimentación, que es una manera de aportar al organismo los alimentos necesarios y dependiente de la educación de la persona y de factores ambientales.

En cambio, la nutrición se entiende como un proceso involuntario e inconsciente, que consiste en ingerir, asimilar y usar nutrientes con el fin de mantener y reparar tejidos y producir energía.

Atendiendo a las peculiaridades de la vida durante el envejecimiento humano, la dieta de los ancianos debe diseñarse a partir de una serie de condicionamientos generales propios de la edad.

 

  1. La reducción de la actividad en el envejecimiento provoca una menor demanda de energía, y por ello, la dieta ajustara el número de calorías a las exigencias diarias del individuo en función de su actividad física. De lo contrario, se provocaría un sobrepeso con sus complicaciones características en mayores
  2. El anciano debe alimentarse principalmente de grasas vegetales(insaturadas), y evitar las de origen animal (saturadas)
  3. Un 60% de las proteínas consumidas serán de procedencia animal——-huevos, leche, carne, pescado. El resto de la proporción de proteínas serán con alimentos vegetales.
  4. Los hidratos de carbono deben ocupar más de la mitad—-hasta un 60%—- del consumo calórico total, lo que se traduce en una media de 250 a 280 gr al día.
  5. Deben tomar entre 1.5 y 2.5 litros y medio de agua al día como norma. Hay que tener en cuenta los problemas de la persona mayor para mantener el balance hídrico equilibrado y los condicionamientos patológicos frecuentes———-fiebre, deshidratación, diarrea——-.
  6. Debe atenderse cuando se diseña la dieta, los posibles déficits de diversos micronutrientes esenciales ———–calcio, hierro, ácido fólico, vitamina B y D———–.
  7. El estreñimiento aparece con frecuencia en la vejez, lo que se contrarrestará con un mayor consumo de alimentos ricos en fibra.
  8. Se reducirá la sal en las comidas, así como los condimentos fuertes.
  9. Líquidos y zumos se consumirán por norma en una sola toma.
  10. Dividirá la alimentación diaria en cinco o seis tomas.
  11. Las comidas tendrán un aspecto atrayente y se cuidara de su fácil masticación por parte del anciano.
  12. La última comida será ligera.
  13. Evitar el abuso de bebidas alcohólicas y excitantes como el café, refrescos, infusiones

 

1.1.       Alteraciones fisiológicas en la vejez

 

El paso de los años, merma la capacidad de las células para aprovechar los nutrientes aportados al organismo. Así, por ejemplo:

Los lípidos no se sintetizan, degradan ni excretan con la misma eficacia que en la juventud.

Asimismo, durante el envejecimiento se asiste a una disminución del gasto energético, hecho originado normalmente en mayor proporción por un descenso de la actividad física—-no siempre ocurre así, pues depende del dinamismo que es capaz de mantener la persona en los años más tardíos——– y el resto ———aproximadamente una tercera parte—– por la rebaja del metabolismo basal.

 

Las necesidades fisiológicas de nutrientes, así como su asimilación dependen en cualquier edad de varios factores.

  • Enfermedades
  • Régimen Alimenticio habitual en la persona: clases de alimentos, cantidad y valor nutricional de los mismos, distribución diaria de las distintas comidas, etc.
  • Fisiológicos (practicas físicas, actividad cotidiana…)
  • Genéticos
  • Medicación
  • El medio social y económico que permite a la persona la elección de una buena alimentación, además de las influencias culturales del lugar donde vive sobre los alimentos que consume.

En el anciano se suele acumular y una serie de cambios en su organismo a causa de la edad, lo que particulariza las necesidades nutricionales respecto otros grupos de población.

 

  • Alteraciones metabólicas
  • Deterioro general de los sentidos (vista, gusto, olfato…)
  • Alteraciones gastrointestinales: una fuerte carencia de piezas dentarias, hace trocear y triturar los alimentos de forma menos eficaz (también disminuyen las secreciones salivares), por lo cual el anciano elige las comidas que exigen menores esfuerzos de masticación, que normalmente son pobres en sustancias nutricionales necesarias (vitaminas, folatos y fibras) y anodinas en la degustación.

También decrece la secreción de ácido gástrico, pepsina, factor intrínseco   y de enzimas y sales biliares, complicando la digestión de proteínas y grasas, acompañada de una menor asimilación de nutrientes, como el calcio y la vitamina B12.

 

Algunas condiciones peculiares de la persona anciana pueden interferir en los procesos necesarios para conseguir una alimentación adecuada. Algunos factores de riesgo son:

  • Medicamentos: Es muy común en el anciano el consumo de varios fármacos al mismo tiempo, destinados a las distintas patologías que aparecen en esa edad. Esta polimedicación puede anular o aumentar el apetito de forma artificial o inducida, cambiar el metabolismo de los nutrientes o alterar la excreción de los mismos. Por otra parte, tomar con las comidas algunos medicamentos puede obstaculizar su acción farmacológica, como ocurre con la levodopa (fármaco para la enfermedad de4 Parkinson) y su administración simultánea con las proteínas.
  • Por trastornos psíquicos y sociales muy propicios en la vejez como soledad, aislamiento, discriminación falta de recursos económicos.

 

 

1.2.       Nutrientes y requerimientos en ancianos

Los distintos nutrientes que el individuo ingiere para su nutrición se pueden agruparse en:

 

a. Hidratos de carbono o Glúcidos.

Estos alimentos proporcionan energía, principalmente en forma de calorías. El suministro de energía que proporciona es de 4 kcal/gr. La dieta con un exceso de Hidratos de carbono simples produce un aumento de los triglicéridos en sangre, así como de los niveles de colesterol. Así mismo pueden almacenarse y ser utilizados cuando el organismo necesite energía Se pueden clasificar en:

 

  • Hidratos de carbono simples. Dan sabor dulce a los alimentos y se absorben rápidamente, produciendo un aumento inmediato de la glucemia tras su ingesta

Dentro de este grupo nos encontramos con las frutas y verduras, así como la leche

  • Hidratos de carbono complejos. Su absorción digestiva es mucho más lenta y no son dulces. Entre ellos encontramos el almidón, glucógeno presente en pan, cereales, patatas.

Los requerimientos de Hidratos de carbono serán entre un 55 y 60 % del total de la energía de la dieta.

 

b. Lípidos

Existen fundamentalmente tres tipos de lípidos en los alimentos: triglicéridos, fosfolípidos y colesterol. Todos poseen en común: los ácidos grasos.

Los ácidos grasos pueden ser:

 

  • Ácidos grasos saturados. Se encuentran en los productos de origen animal y en dos aceites de origen vegetal (aceite de coco y palma). Se le atribuyen efectos fisiopatológicos como el aumento de los niveles de colesterol
  • Ácidos grasos monoinsaturados. El más representativo es el ácido oleico. Es el componente principal del aceite de oliva. Presente también en pistachos, almendras y avellana. Tiene efecto beneficioso, ya que disminuye los niveles plasmáticos de colesterol. Se le atribuyen también acción antiagregante plaquetaria y vasodilatadora, así como efectos beneficiosos sobre prácticamente todas las funciones digestivas (gástricas, pancreáticas, biliares e intestinales).
  • Ácidos grasos polinsaturados. Dentro de estos están la familia Omega-6 y Omega-3.

 

  • La familia Omega-6 se encuentran en el aceite de semilla, tienen propiedadeshipocolesterolemiante, pero además una serie de condicionantes que pueden ser negativos para la salud, como: efecto inmunosupresor, favorecen la agregación plaquetaria y la vasoconstricción
  • La familia Omega 3 predominan en el pescado azul y en algunos frutos secos (nueces). Disminuyen los niveles plasmáticos de triglicéridos y propiedades cardioprotectores/neuro protectoras. Además, un efecto antiagregante, plaquetario y vasodilatador.

 

El colesterol se sintetiza diariamente en el hígado y en la dieta se ingiere exclusivamente a través de alimentos de origen animal. Se recomienda que el consumo diario de colesterol no supere los 300 mg/día.

 

Son la principal reserva energética del organismo. Un gramo de grasa produce 9 kcal/gr. Recubren órganos y le dan consistencia o protegen mecánicamente como el tejido adiposo de pies y manos.

 

 

c. Proteínas

Las proteínas tienen una función más estructural. Existen una serie de aminoácidos esenciales, es decir que no se fabrican en el organismo, por lo que, a mayor cantidad de aminoácidos esenciales, mayor será el valor biológico de una proteína.

La proteína de mayor valor biológico se encuentra en la ovoalbúmina (proteína del huevo) seguida de la proteína de la leche materna, leche de vaca, carne y pescado. Entre los aminoácidos esenciales tenemos: Lisina, Metionina, Valina, Leucina, Triptófano, Treonina, Histidina y Fenilalanina.

 

  • Proteínas animales Tienen todos los aminoácidos esenciales, proteínas de alto valor biológico
  • Proteínas vegetales Son de menor valor biológico. Por ejemplo, los cereales carecen de Lisina, mientras que las legumbres carecen de Metionina.

 

La cantidad de proteínas en el anciano debe ser de 0.8 gr/kg/día.

 

Las proteínas tienen una función plástica, ya que son el elemento fundamental de la estructura celular. Y tienen una función inmunitaria, debido a que los anticuerpos son proteínas implicadas en la respuesta inmune. Forman parte de enzimas y gran número de hormonas.

 

d. Vitaminas

Las vitaminas son un grupo de sustancias que son necesarias para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normales.

Existen 13 vitaminas esenciales. Esto significa que estas vitaminas se requieren para que el cuerpo funcione apropiadamente. Las cuales son:

 

Las vitaminas se agrupan en dos categorías:

  • Vitaminas liposolubles que se almacenan en el tejido graso del cuerpo. Las cuatro vitaminas liposolubles son A, D, E y K. Estas vitaminas se absorben más fácilmente por el cuerpo en la presencia de la grasa alimentaria.
  • Vitaminas hidrosolublesestas no están almacenadas en el cuerpo. Toda vitamina hidrosoluble sobrante sale del cuerpo en la orina. Aunque el cuerpo guarda una pequeña reserva de estas vitaminas, deben tomarse regularmente para prevenir su escasez en el cuerpo. La vitamina B12 es la única vitamina hidrosoluble que puede almacenarse en el hígado durante muchos años.

 

Cada una de las vitaminas que aparecen a continuación cumple una función importante en el cuerpo. Una deficiencia vitamínica ocurre cuando no se obtiene suficiente cantidad de cierta vitamina. Las deficiencias vitamínicas pueden causar problemas de salud.

El hecho de no consumir suficiente cantidad de frutas, verduras, legumbres, lentejas, granos integrales y productos lácteos enriquecidos puede incrementar su riesgo de problemas de salud, entre ellos enfermedad cardíaca, cáncer y salud ósea deficiente (osteoporosis).

 

La vitamina A ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, tejidos óseos y blandos, membranas mucosas y piel sanos. Se debe de consumir en el anciano la cantidad recomendada para el adulto normal, 1000 ER/ día para el hombre y 800/900 para las mujeres.

Un déficit de este componente puede entrañar riesgo de padecer xerosis ocular y cutánea. Este componente lo contienen alimentos como: Albaricoque, calabaza, acelgas, queso, bonito y atún fresco.

La vitamina B6 también se denomina piridoxina. La vitamina B6 ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento de la función cerebral. Esta vitamina también juega un papel importante en las proteínas que participan de muchas reacciones químicas en el cuerpo. Mientras más proteína coma, más piridoxina requiere su cuerpo. Los requerimientos de esta vitamina aumentan en la vejez para mantener en la manera apropiada la tolerancia al azúcar, la función cognitiva de los ancianos, además de ayudar a la mejora de la respuesta inmune dañada por los años. Esta vitamina la proporcionan: Garbanzos, frutos secos, lentejas, sardinas, nueces, espinacas.

La vitamina B12, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el metabolismo. También ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central. Se encuentran en los mismos alimentos que el apartado anterior de vitamina B6

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es un antioxidante que favorece los dientes y encías sanos. Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber el hierro y a mantener el tejido saludable. También es esencial para la cicatrización de heridas. Los alimentos elegidos para proporcionar esta vitamina serán: Cítricos, fresa, Kiwis, vegetales frescos.

La vitamina D también se conoce como «la vitamina del sol» debido a que el cuerpo la produce luego de la exposición a la luz solar. De 10 a 15 minutos de exposición al sol 3 veces a la semana son suficientes para producir los requerimientos corporales de esta vitamina para la mayoría de las personas y en la mayoría de las latitudes. Es posible que las personas que no viven en lugares soleados no produzcan suficiente vitamina D. Es muy difícil obtener suficiente vitamina D únicamente de fuentes alimenticias. Esta vitamina le ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Se necesita el calcio para el desarrollo normal y el mantenimiento de dientes y huesos sanos. Asimismo, ayuda a mantener niveles sanguíneos apropiados de calcio y fósforo. La cantidad diaria recomendada será de 5 microgramos por día.

Los alimentos ricos en Vitamina D son: Pescado azul, quesos, huevos, leche, mantequilla.

La vitamina E es un antioxidante, conocida también como tocoferol. Ayuda al cuerpo a formar glóbulos rojos y a utilizar la vitamina K. Protege la degeneración de los tejidos. Actúa favorablemente contra las complicaciones causados por el colesterol. Para satisfacer las necesidades de esta vitamina se puede incluir en la dieta alimentos como: aceite de oliva virgen extra, avellanas, almendras, nueces, avena y cereales integrales.

La vitamina K es necesaria porque sin ella, la sangre no se solidificaría (coagularía). Algunos estudios sugieren que es importante para la salud de los huesos.

La biotina es esencial para el metabolismo de proteínas y carbohidratos, al igual que en la producción de hormonas y colesterol.

La niacina es una vitamina del complejo B que ayuda a mantener saludable la piel y los nervios. En dosis altas también tiene efectos que reducen el colesterol.

El folato actúa con la vitamina B12 para ayudar en la formación de glóbulos rojos. Es necesario para la producción del ADN, que controla el crecimiento tisular y la función celular. Cualquier mujer embarazada debe asegurarse de consumir cantidades adecuadas de folato. Los niveles bajos de esta vitamina están asociados con defectos congénitos como la espina bífida. Muchos alimentos vienen ahora enriquecidos con ácido fólico.

El ácido pantoténico es esencial para el metabolismo de los alimentos. También desempeña un papel en la producción de hormonas y colesterol.

La riboflavina (vitamina B2) funciona en conjunto con las otras vitaminas del complejo B. Es importante para el crecimiento corporal y la producción de glóbulos rojos.

La tiamina (vitamina B1) ayuda a las células corporales a convertir los carbohidratos en energía. Obtener suficientes carbohidratos es muy importante durante el embarazo y la lactancia. También es esencial para el funcionamiento del corazón y las neuronas sanas.

La colina ayuda en el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso. La falta de colina puede causar hinchazón en el hígado.

La carnitina ayuda al cuerpo a convertir los ácidos grasos en energía.

 

e. Minerales

Son elementos químicos que forman parte de la composición de los seres vivos. Son denominados micronutrientes, que,aunque en pequeñas cantidades son necesarios y se deben incluir en una dieta sana; señalando como más importantes:

  • Calcio. Mineral fundamental para mantener la fortaleza de huesos y dientes, y para los nervios. Debido a las complicaciones de malabsorción del calcio o como prevención de la osteoporosis en ancianos, sobre todo en mujeres, se debe aumentar la ingesta del mismo en torno a 800 mgr/día. Alimentos ricos en calcio los encontramos en leche, queso, espinacas, yogures.

Un aporte insuficiente de calcio puede derivar en una pérdida excesiva de volumen óseo e incluso convulsiones.Por el contrario, un exceso de calcio puede provocar hipercalcemia, trastornosmentales, así como problemas renales.

El equilibrio calcio/fosforo en la nutrición del anciano es muy importante. Por ello se debe proporcionar en la dieta del anciano unos 800 mg/día, es decir una cantidad igual respecto al calcio.

  • Zinc sus principalesfunciones se centran en ayudar en la recuperación tras operaciones, prevenir diabetes y mantener el sistema nervioso en buen estado. Su cantidad en la dieta decrece con el descenso de la aportación calórica total. En el anciano se recomienda entre 12/15 mg/día. Para asegurar el aporte diario de esta sustancia podemos consumir: Huevos, langostinos, pan integral, carne magra.

Unos niveles bajos de Zinc son frecuentes en ancianos y pueden afectar a la inmunidad y facilitar la aparición de ulceras, además de la curación lenta de heridas, letargo mental. A pesar de un déficit de este mineral, no es aconsejable tomar suplementos cuando hay problemas de malabsorción.

Cuando se ingiere en exceso pueden aparecer fiebres, vómitos, náuseas y diarreas.

  • Hierro mineral imprescindible para que el oxígeno alcance todos los puntos del organismo y para obtener energía de los alimentos. También participa en la buena química del cerebro. Una cantidad adecuada de hierro se mantendría en unos 10 mgr por día.

Componentes como el ácido ascórbico elevan la biodisponibilidad del hierro y con ello su capacidad de absorción, contrariamente los salvados, fosfatos, te y antiácidos dificultan dicho proceso. Tomar los siguientes alimentos facilitará el satisfacer las necesidades diarias de hierro: carne roja, pavo, yema de huevo, pescado azul, etc.

Una carencia de hierro puede causar debilidad, palidez, una mayor indefensión frente a las infecciones. Especial atención para la anemia, enfermedad frecuente en el anciano, pues, esta se origina en edades avanzadas en pérdidas sanguíneas, preferentemente por el intestino, más que en deficiencias de hierro.

  • Potasio Mineral muy importante para mantener una buena tensión arterial, así como ritmo cardiaco adecuado. La cantidad que debe ingerir el anciano será de 3-4 gr/día. Para ello se debe consumir alimentos como las zanahorias, plátano, garbanzos, chocolate.

La falta de este mineral acarrea debilidad muscular. Por otra parte, su exceso, facilita también debilidad muscular, además de arritmias.

 

  • Magnesio Elemento primordial para mantener en buen estado los músculos y huesos, resulta muy importante en la asimilación del calcio y la vitamina C. Por otra parte, facilita la digestión de las grasas y constituye un gran aliado en la lucha contra la artrosis. Se halla principalmente en la soja, alubias lentejas, maíz, frutos secos.

Las personas que carecen de un suficiente nivel de magnesio padecen usualmente debilidad, temblores, convulsiones, arritmias cardiacas y trastornos de comportamiento. Tomas esta sustancia por encima de las exigencias del organismo puede provocar diarrea…

 

  • Otros minerales Otras sustancias del mismo grupo, intervienen de manera relevante en la dieta.

El sodio es un mineral importante para controlar la hipertensión, enfermedad muy frecuente en el anciano. Para ello se limitará su consumo en la dieta a 2gr/día.

Por otro lado, el selenio constituye un elemento estrechamente vinculado a la vitamina E y posee una especial relevancia como antioxidante. Su dosificación más recomendada en la dieta se sitúa entre 55-70 microgramos/ día.

1.3.  ALIMENTOS

 

Los alimentos los clasificamos en grupos, según su contenido en nutrientes y las funciones que estos cumplen:

 

a. Energéticos.Cuando son ricos en Hidratos de carbono y grasas. Estas sustancias al ser quemadas proporcionan calorías al organismo para que mantenga una temperatura corporal adecuada y pueda realizar las actividades habituales.

 

Son:

  • Cereales, tubérculos, legumbres
  • Grasas

 

b. Plásticos o Estructurales. Son alimentos fundamentalmente ricos en proteínas y minerales. Su nombre proviene de la función realizada por las proteínas y algunos minerales, ya que forman parte de las estructuras corporales.

  • Carnes, pescados y huevos
  • Lácteos y derivados lácteos
  • Legumbres, frutos secos y cereales combinados

 

c. Reguladores. En este grupo se incluyen alimentos que contienen oligoelementos, minerales, vitaminas y aminoácidos. Son sustancias que regulan los procesos metabólicos esenciales en el organismo.

  • Verduras hortalizas
  • Frutas

En España y desde el Programa de Educación en la Alimentación y Nutrición (EDALNU), en los años sesenta se adoptó un modelo basado en 7 grupos de alimentos

 

La pirámide de alimentación es la representación gráfica de las raciones recomendadas diariamente de cada grupo de alimentos.

 

A partir del segundo nivel, se clasifican todos los alimentos de consumo habitual. Encontramos los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como las harinas o la pasta, cereales o tubérculos. Se recomienda que se consuman en su versión integral, y en el caso de los derivados como el pan o las pastas se elaboren también con harinas de grano entero.

 

Estos alimentos que constituyen la base de la dieta mediterránea y que deben estar presentes en cada comida principal, lo recomendable es que haya entre cuatro y seis raciones al día. La cantidad recomendada dependerá de la actividad física que realicemos.

 

En el tercer nivel de la pirámide alimentaria encontramos frutas, verduras y hortalizas. Se recomienda consumir fruta fresca entre tres o cuatro veces al día, y verduras y hortalizas de dos a tres veces al día. La suma entre estos dos grupos, las frutas y verduras y hortalizas debe ser mínimo de cinco raciones al día.

 

En el cuarto nivel se incluyen alimentos de consumo diario. Alimentos proteicos como lácteos, carnes magras, pescados, huevos, legumbres, y también los frutos secos. Los lácteos se muestran como un grupo aparte porque además de proteínas son la mejor fuente de calcio en nuestra dieta y hay que consumirlos diariamente, entre dos y tres raciones. Y preferiblemente semidesnatados.

 

En el nivel superior, están aquellos alimentos de consumo ocasional u opcional. No es necesario consumirlos y en caso de hacerlo se recomienda que sea de una forma ocasional (no más de una vez a la semana) y moderada. En esta cúspide de la pirámide tenemos carnes rojas procesadas, productos ricos en azúcar añadido, (bollería industrial helados, bebidas azucaradas, y las grasas untables como la mantequilla o la margarina.

 

Las bebidas alcohólicas también están en este nivel  y aunque la recomendación general es la de evitarlas, un consumo moderado de bebidas de baja graduación como el vino o la cerveza pueden consumirlas adultos sanos. La recomendación es no superar las dos copas de vino al día en hombres y una copa al día en mujeres.

 

En la cúspide de la pirámide se incluye una bandera con un mensaje relativo al consumo de suplementos nutricionales o alimentarios como vitaminas, minerales, alimentos funcionales. La recomendación es establecer pautas individualizadas y siempre bajo el asesoramiento de un profesional de la salud que evalúe si realmente existe una necesidad, así como la frecuencia.

1.4.  Alimentos fundamentales

 

Son especialmente provechosos para la persona mayor por su riqueza nutritiva, debiendo incluirse de forma continua en los hábitos dietético.

 

  • APIO

Se recomienda por su efecto positivo en la regulación de la tensión arterial. Actúa como tranquilizante del sistema nervioso y ayuda a eliminar líquidos.

  • CEBOLLA

Regula el colesterol, rebaja la tensión arterial y evita la formación de coágulos en la sangre

  • PIMIENTO

Alimento con una notable riqueza en vitamina C, incluirlo en la dieta poco cocido o crudo en ensaladas.

  • AJO

Sus cualidades nutritivas son excepcionales. Mejora la circulación, protege contra infecciones, disminuye el colesterol y la tensión.

  • PIÑA

Facilita una mejor digestión, mejorando por otra parte la curación de las heridas.

  • LIMON

Su consumo, medio limón diario, beneficia la circulación de la sangre en los pequeños vasos, reforzando además las defensas del anciano

  • NUECES

Comer este alimento, lo ideal es cinco nueces, tres veces a la semana, ayudara a conservar el corazón sano, combate el colesterol en la sangre

  • ZANAHORIA

Se deberían incluir dos zanahorias diarias, pues con ello conseguiremos robustecer los tejidos pulmonares, vejiga y ojos. Interviene positivamente contra el envejecimiento y el colesterol.

  • PESCADO AZUL

Consumir este producto dos o tes veces por semana procura una variedad de beneficios para evitar problemas como el infarto, derrame cerebral

 

MEJORAR LA CALIDAD NUTRITIVA EN LAS COMIDAS

 

  • Adaptar las cantidades de alimentos a las exigencias nutricionales de la persona que consumirá esa dieta
  • Lograr un equilibrio entre todas las comidas a lo largo del día en función de la actividad física
  • No incluir en una comida un exceso de platos ricos en hidratos de carbono
  • Mezclar platos fuertes con ligeros, repartiendo los alimentos ricos en proteínas a lo largo del día.

 

  • Evitar pures y zumos (la fruta entera nutre más por la fibra, siempre y cuando no exista ningún problema de masticación o con el aparato digestivo, como luego veremos.
  • Si se cuecen los alimentos se cuidará de no someterlos a altas temperaturas largo tiempo, ya que estas destruyen las vitaminas.
  • No recurrir con asiduidad a los fritos, El aceite de freír no se utilizará más de un reducido número de veces, y en caso de quemarlo desecharlo.
  • Los alimentos cocinados deben comerse templados.
  • Lavar las verduras con agua, en poco tiempo, sin dejarlas en remojo varias horas. Por otra parte, las verduras no deben almacenarse un tiempo excesivamente largo
  • Un producto congelado ofrece garantías si permanece y permaneció congelado, sin ningún descongelado anterior, respetando la cadena del frio.

4. EL ANCIANO ENFERMO

En la presentación de las enfermedades, en el paciente anciano, se puede dar una peculiaridad sintomática:

  • Atípica: Síntomas poco específicos y que en absoluto estén relacionados con el órgano enfermo
  • Banalizadas: Es el error de atribuir los síntomas de una enfermedad al proceso del envejecimiento.
  • Silente: Las patologías tardan en manifestarse; hay una ausencia de sintomatología.

 

 

Dentro de las patologías más frecuentes en el anciano enfermo nos encontramos:

  1. Hipertensión arterial:

 

Es la patología más frecuente en el anciano. La presión arterial aumenta con la edad y, por lo tanto, el riesgo de que una persona sea hipertensa aumenta en las personas mayores de 65 años. A esta edad su prevalencia alcanza entre el 60% y el 70%, siendo más frecuente la hipertensión sistólica aislada (solo la alta) debida a la rigidez de las arterias por la edad.

Los valores de presión arterial a partir de esta edad también tienen que estar por debajo de 140/90 mmHg. Por lo tanto, cualquier persona que tenga valores más altos tiene que ser diagnosticada como hipertensa, sea cual sea su edad.

 

  1. Accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular isquémico en el anciano se debe a la dificultad o el cese del flujo sanguíneo a una parte particular del cerebro y se acompaña de un ablandamiento del área del tejido cerebral: un infarto cerebral.La causa más común de accidente cerebrovascular en el anciano es la hipertensión debido a la hipertensión.

 

  1. Poliartrosis y otras enfermedades osteoarticulares.

La osteoporosis más frecuente es la primaria o senil, siendo la fractura más frecuente la de cadera.

En cuanto a la artritis o inflamación crónica de las articulaciones la cual siempre es bilateral; en cambio el otro proceso crónico es la artrosis o degeneración o degaste crónico del cartílago articular, puede ser unilateral.

 

  1. Insuficiencia cardiaca

Se produce cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo, haciendo que esta retroceda a los pulmones y otras partes del cuerpo.

 

  1. Cardiopatía isquémica.

En el anciano aparece en forma de infarto de miocardio o angina. El principal signo, que vamos a observar es la disnea

 

  1. Diabetes mellitus.

La más frecuente es el tipo II. La diabetes mellitus tipo 2 es un trastorno metabólico que se caracteriza por hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) en el contexto de resistencia a la insulina y falta relativa de insulina.

 

  1. Demencia/ Depresión

Son las patologías mentales en el anciano más frecuentes; dentro de las demencias la enfermedad de Alzheimer es la más frecuente.

En cuanto a la depresión tiene buena respuesta al tratamiento, pero es complicado el diagnóstico debido a la presentación a típica de los síntomas.

 

  1. Patologías digestivas

Muy frecuente el estreñimiento, así como las ulceras gástricas por un mayor consumo de antiinflamatorios tipo AINES.

Mas adelante nos extenderemos en este tema.

 

  1. Patologías urinarias

Existe un mayor riesgo de incontinencia, así como un mayor número de infecciones urinarias

3. EL ANCIANO SANO

El envejecimiento es normal o fisiológico cuando se cumplen los parámetros biológicos aceptados para cada grupo de edad y se mantienen intacta la capacidad de relación, funcional, mental y social.

Los cambios biológicos inherentes al proceso de envejecimiento se caracterizan por modificaciones en las estructuras anatomofisiologías y funcionales del organismo.

En el anciano, el primer problema que aparece es la limitación de sus capacidades (sensoriales, mentales, motrices, homeostáticas.), lo que le producirá una mayor facilidad para enfermar. Es importante tener presentes estos problemas ya que así podemos detectarlos precozmente para tratarlos adecuadamente.

 

3.1. Cambios generales en la estructura y función corporal.

 

– Disminuye:

  • El peso corporal y volumen de los órganos
  • La elasticidad e hidratación
  • El agua corporal total, como consecuencia, sobre todo, de la pérdida de masa muscular.

  • El grosor de las células de la epidermis y modificación de colágeno
  • La vascularización capilar
  • El gasto metabólico basal
  • La diferenciación y el crecimiento celular

 

– Aumenta

 

  • La masa magra
  • El tiempo de cicatrización.
  1. Cambios en el Sistema musculo-esquelético

 

  • Descalcificación y osteoporosis, fruto de un metabolismo ya debilitado que conlleva a deformidades óseas, especialmente en columna vertebral (cifosis, escoliosis.), dolores, hipotonía y pérdida de fuerza muscular.

Elo explica su imagen de persona encorvada, de andar lento arrastrando los pies, inseguridad al andar, cansancio.

  • Además, por su fragilidad ósea es propenso a las fracturas y estos factores unidos a las alteraciones del equilibrio (vértigo) que presenta, le hace tener miedo a las caídas, tendiendo a no moverse lo que le favorece la atrofia muscular y en caso de existir fractura, su inmovilización prolongada en la cama le desencadena problemas cardiovasculares que agravan su patología causal.

 

  • Alteraciones de la marcha: disminución del braceo, de la movilidad, de la cadera, aumento de la flexión de la rodilla y disminución de la longitud de los pasos.

 

  1. Cambios en el Sistema cardiocirculatorio

 

 

  • Aumento de la rigidez arterial, por endurecimiento de la pared de las arterias y el acumulo de colesterol, calcio, colágeno, placas de ateroma.

 

  • Aparecen rigideces valvulares, lo que favorece la aparición de hipertensión arterial
  • Edemas en determinadas ocasiones
  • Reducción del gasto cardiaco
  • Disminución de la respuesta leucocitaria, que se va a traducir en disminución de la respuesta del sistema inmunitaria ante las infecciones.
  • Alteración de los hematíes, así como una reducción de la tasa de hemoglobina, favoreciendo la aparición de anemias.

 

  1. Cambios en el Sistema respiratorio

 

  • Disminuye la fuerza muscular de la caja torácica, por debilitamiento de los músculos respiratorios
  • Desviación traqueal
  • Disminuye la elasticidad pulmonar
  • Disminuye el reflejo tusígeno (tos) por la rigidez pulmonar.
  • Disminuye el intercambio gaseoso, por engrosamiento de la membrana alveolo-capilar.
  • Se produce un aumento de las infecciones respiratorias, por disminución del número de macrófagos alveolares

 

  1. Cambios en el Sistema Genito-Urinario

 

  • Disminución del peso y volumen del riñón, así como de nefronas o también llamadas unidades filtradoras, en torno a 30-40%.
  • Disminución de la filtración glomerular, no está aumentada la aclaración de la creatinina.
  • En la mujer disminución del vello púbico y atrofia de la mucosa vaginal, así como una disminución de la secreción vaginal.También una disminución de la secreción hormonal de prolactina y esteroides ováricos.
  • En el hombre disminución del vello púbico, disminución del tamaño del testículo y de la secreción de testosterona.
 
  1. Cambios en el Sistema endocrino

 

  • Disminución de la tolerancia a la glucosa. El páncreas produce menos cantidad de insulina, hormona encargada de introducir la glucosa del torrente sanguíneo a las células. Esto explica la mayor incidencia en el anciano de padecer Diabetes.
  • Disminución de la producción hormonal tanto de aldosterona como estrógenos.

 

 

  1. Cambios en los órganos de los sentidos

  

  • Disminución del olfato y el gusto, lo que conlleva una pérdida de apetito.
  • Disminución de la saliva, así como del número de papilas gustativas (riesgo a condimentar más las comidas)
  • Aumenta el umbral del sabor salado, y por lo tanto necesitan aumentar la sal en las comidas.

 

  • Disminución de la audición, que aparece en primer lugar para frecuencias altas (presbiacusia) y posteriormente al ruido ambiental.
  • Deterioro en el equilibrio con vértigos, inestabilidad
  • Disminución de la visión, produciéndose perdida de la agudeza visual y de la acomodación, así como presbicia o vista cansada, que fácilmente puede desembocar en cataratas u opacidad del cristalino.
  • Disminución de la visión nocturna y del campo periférico de la visión.

 

  1. Cambios en el Sistema Nervioso

 

  • Perdida de neuronas que afecta al cerebro y la medula espinal.
  • El anciano se vuelve olvidadizo, responde más lentamente…
  • Disminuye la capacidad de atención y memoria (recordando lo que paso hace mucho tiempo antes que lo más próximo), confusionismo
  • Sensación de frio, porque los termorreceptores del cerebro tienen disminuida su eficacia para mantener la temperatura corporal constante y tiende al frio.
  • Alteraciones características del sueño: disminuyen las fases del sueño REM y profundas. Aumento del número de despertares. Disminuye el tiempo total del sueño ligeramente con respecto a la edad adulta. Hay mayor frecuencia de insomnio e hipersomnia.

 

  1. Cambios en el Aparato Digestivo

 

  • Atrofia de la mucosa gástrica y disminución del ácido clorhídrico, pepsina y otras sustancias necesarias para realizar la digestión.
  • Perdida de las papilas gustativas, deshidratación de las encías y adelgazamiento de la mucosa oral.
  • Enlentecimiento del peristaltismo esofágico, lentitud en el vaciamiento gástrico que da lugar a digestiones pesadas y disminuye la motilidad del intestino delgado, dando lugar a estreñimiento.
  • Menos secreción de bilis y lentitud en el vaciado vesicular
  • Perdida de piezas dentarias lo que produce una disminución en la capacidad para masticar y deglutir.
  • Una disminución del esmalte protector de los dientes y la dentina se hace transparente.

 

  1. Cambios psicológicos

  

  • Inteligencia: Se deteriora la inteligencia fluida, es decir, la habilidad para manejar información de adquisición reciente, la capacidad de realizar nuevas relaciones.
  • Memoria: Es la primera función cognoscitiva que se altera. Disminuye la memoria a corto plazo, sensorial y de fijación y la memoria de evocación o a largo plazo no se modifica.

Aparece una dificultad para recordar y relatar hechos presentes y recientes

  • Resolución de problemas: Se encuentra disminuida, así como una mayor prudencia en la toma de decisiones.
  • Lenguaje: Aparece una mayor dificultad para encontrar las palabras adecuadas y utilizan frases para designar objetos que con una palabra sería suficiente.
  • Carácter: Se vuelven irritables, discutidores, e incluso agresivos. Tienen interés por su propia salud. Gran temor al fracaso. Rigidez en sus prácticas y rutinas.

 

2. GERIATRIA Y GERONTOLOGIA

Las ciencias encargadas del estudio y atención del mayor, son la geriatría y la gerontología.

Definimos la geriatría como la actividad y procesos centrados en la atención sanitaria del mayor. Según la OMS es la rama de la medicina que estudia la patología clínica, tratamiento y reintegración del mayor, en todos los procesos de la enfermedad o ausencia de ella, donde las alteraciones debidas a la edad contribuyan de manera decisiva en su desarrollo.

La gerontología etimológicamente significa” tratado de la vejez”. La OMS detalla el estudio de esta especialidad, apreciando la gerontología como la ciencia que se ocupa del estudio de los aspectos relacionados con el envejecimiento de la población y sus manifestaciones sociológicas, ambientales, psicológicas y especialmente por su notoriedad, las manifestaciones y repercusiones sanitarias. Sencillamente es el estudio del proceso de envejecimiento, en su vertiente biológica, psicológica y social.

Los fundamentos básicos de la geriatría quedan reflejados en multitud de tratados y manuales. Seleccionando hallamos entre los más importantes y usualmente referidos por los autores:

  • La prevención de discapacidad en ancianos es uno de los pilares de la asistencia en ancianos en todos los ámbitos. Un cuidador de ancianos, que no basase su actuación en el mantenimiento o restablecimiento de la capacidad funcional, previniendo la discapacidad, o ayudando al anciano en la adaptación a la situación de discapacidad recientemente adquirida, sería un mal profesional, atendiendo a lo urgente y las demandas del momento, sin más planteamiento en el cuidado a prestar.
  • Vigilancia y control ante la posible aparición de alteraciones de la conducta, y sobre todo especial dedicación en la detección de una enfermedad, de mortíferas consecuencias en la funcionalidad del mayor, como la depresión.
  • Buscar detrás de lo evidente, ya que en ancianos los procesos larvados, permanecen ocultos durante tiempo, provocando una severa afectación, si no se diagnostica precozmente.
  • Realizar educación y enseñanza en autocuidados, nos permitirá mejor control y seguimiento de las enfermedades, además de un aumento notable de la independencia del anciano.
  • No descartar enfermedades ni afirmarlas con seguridad sin un estudio exhaustivo y una valoración integral. Recordar la presencia atípica de enfermedades en ancianos, dificultando enormemente un diagnóstico certero.
  • La valoración en geriatría siempre cumplirá con el requisito de la multifactorialidad, es decir, los problemas del anciano se plantearán en su análisis de forma global y con influencia de diversos factores.
  • El trabajo en geriatría conlleva una estructuración y organización de los profesionales alrededor de un equipo multidisciplinario de atención, con distintos profesionales que darán así, una respuesta adecuada y completa ante los problemas.
  • Realizar una diferenciación clara en los tratamientos a aplicar, valorando con racionalidad y sentido común los condicionantes que rodean a la enfermedad.

Con esto conseguiremos aumentar la satisfacción y adherencia del anciano al tratamiento, eligiendo los tratamientos más adecuados.

  • A efectos prácticos en geriatría, consideramos la prevención como la mejor arma en la atención al anciano y en el aumento de la calidad de vida.
  • La rehabilitación en geriatría, se sobredimensiona ante la posibilidad real de complicaciones derivadas de enfermedades. Su importancia es tal, que en algunos casos será el tratamiento fundamental (evitando incapacidad funcional)
  • En geriatría, es tan importante el mayor como los apoyos en el ámbito social y sobre todo familia, con los que cuenta.
  • La geriatría siempre promoverá la independencia, valorando consecuentemente la repercusión de ciertos procedimientos diagnósticos y terapéuticos, a menudo innecesarios, pero habituales en la práctica clínica.

En definitiva, lo que queremos lograr como un objetivo general es una atención integral al anciano, entendiendo este concepto, como una atención desde el ámbito funcional, psicológico y social del anciano.

 

2.1.       Clasificación de las edades

 

La cuestión de la edad es siempre controvertida ante la dificultad para conseguir una definición que abarque todas las posibles interpretaciones del término. Por ello es necesario aproximarse al tema desde un prisma más acorde con la bilogía determinando estos tipos de edades.

 

  • Edad cronológica: Números de años transcurridos desde que nacemos. Nos se es anciano de un día para otro. Se envejece progresivamente. El grupo de ancianos se caracteriza por englobar un amplio abanico de edades. Pietro de Incola hace la siguiente clasificación:

 

  • 45-60 años: edad critica o presenil
  • 60-72: senectud gradual
  • 72-90 años: vejez declarada
  • Mas de 90 años: grandes viejos

 

  • Edad fisiológica: Estado de funcionamiento orgánico.

Es el que determina en los individuos su edad biológica y por tanto el grado de funcionalidad y de deterioro de sus órganos y tejidos. No todos los órganos envejecen al mismo tiempo. El hecho de envejecer hace que tengamos más probabilidad de enfermar.

  • Edad psíquica: Los efectos psicológicos que el paso de los años representa para los ancianos.
  • Edad social: Establece y designa el rol individual que se debe desempeñar en la sociedad, en que cada individuo se desenvuelve. Esta forma de clasificar puede considerarse discriminatoria, ya que no tiene en cuenta las aptitudes y actitudes personales frente a la resolución de las actividades de la vida cotidiana y solo está marcada por el cese de la actividad laboral.

Es oportuno considerar la vejez como un grupo en el que la edad y la experiencia acentúan las diferencias.

 

2.2.       Tipología de ancianos

  • Anciano sano: Aquel que se mantiene en equilibrio inestable, pero que es capaz de adaptar su funcionamiento a las propias posibilidades reales de rendimiento. No presentan enfermedad ni alteración funcional, mental o social alguna.

 

  • Anciano frágil o de alto riesgo: Persona mayor que por determinadas características o condiciones físicas, mentales o sociales, presenta una disminución en su funcionalidad y reserva fisiológica que conlleva una mayor probabilidad de presentar un deterioro progresivo, con mayor pérdida de función, y de padecer eventos adversos de salud.

La fragilidad en las personas adultas mayores se considera como la predisposición al desarrollo de discapacidades, entre ellas se encuentran

 

  • Edad superior a los 80 años
  • Vivir solo
  • Viudez reciente (menos de un año)
  • Reciente cambio de domicilio
  • Alteración crónica que condiciona incapacidad funcional: Infarto de miocardio, Epoc, hipoacusia…
  • Toma de más de 3 fármacos
  • Prescripción en el último mes de: antihipertensivos, antidiabéticos y psicofármacos.
  • Ingreso hospitalario en los últimos 12 meses.
  • Necesita atención médica o de enfermería en el domicilio al menos una vez al mes.
  • Incapacidad funcional por otras causas.
  • Incapacidad para utilizar: teléfono, transporte público, dinero o medicamentos.
  • Deterioro cognitivo
  • Depresión
  • Situación económica precaria o ingresos insuficientes.

 

  • Anciano enfermo: Persona con patología aguda o crónica, variable en su gravedad que no suele ser invalidante y no cumple los criterios del paciente geriátrico.

  

  • Paciente geriátrico: Es aquel que cumple con al menos tres de los siguientes requisitos.
  • Edad superior a los 75 años.
  • Presenta pluripatología
  • El proceso o enfermedad principal tiene carácter incapacitante crónico
  • Existe enfermedad mental acompañante o predominante
  • Hay problemas sociales en relación con su estado de salud.

MODULO I – GERIATRIA Y GERONTOLOGIA. 1. ENVEJECIMIENTO.

 

En nuestra sociedad el mayor es un estorbo, es un lastre. Esto queda reflejado en el trato y relación con nuestros ancianos, incluso en las definiciones que en nuestro diccionario se ofrecen a los calificativos con los que nombramos al mayor.

Manejamos la palabra viejo y su significado textual es” dícese de la persona que ya no es joven”. La palabra envejecer tiene los significados siguientes:” hacerse vieja o antigua un apersona o cosa”,” durar o permanecer mucho tiempo”

 

Definimos el Envejecimiento:

El proceso biológico, psicológico y social consistente en modificaciones en el anciano de carácter irreversible, que comienza desde el mismo momento que nacemos, manifestándose inequívocamente con el paso de los años, no constituyendo en ningún caso enfermedad, sino proceso natural, aunque si condicionante de aparición de multitud de enfermedades.

Lo consideramos:

  • Un proceso subjetivo, es decir, cada anciano envejece de distinta manera y a distinto ritmo.
  • Universal: Todos envejecemos
  • Condicionado por circunstancias de la vida y por la vivencia de las etapas anteriores

Este envejecimiento viene acompañado de cambios de relevancia y determina.

  1. Alteraciones específicas del anciano.
  2. Vulnerabilidad ante las agresiones del entorno. En el mayor se encuentran debilitados los mecanismos defensivos corporales.
  3. Enfermedades prevalentes: De aparición en todas las edades, pero con especial repercusión en la tercera edad, como insuficiencias cardiacas, diabetes, hipertensión.
  4. Enfermedades exclusivas de ancianos o con incidencia escasísima en adultos, aquellas relacionadas con problemas con la nutrición.
  5. Afectación multidimensional de las enfermedades.

Intervienen en el envejecimiento de la población:

  • El descenso de la natalidad
  • El descenso de la mortalidad infantil
  • Los movimientos migratorios
  • Los avances tecnológicos.

En España podemos diferenciar poblaciones:

  • Muy envejecidas: Entre un 18- 20%: Castilla y león, Aragón, Asturias, La Rioja y Galicia
  • Moderadamente envejecidas: Entre un 15- 17%: Cantabria, Navarra, Cataluña, País Vasco y Baleares.
  • Levemente envejecidas: Por debajo del 14%: Andalucía, Canarias y Madrid.

 

1.1 Teorías del envejecimiento

Son multitud las teorías que intentan explicar la vejez y sus consecuencias. Sin duda cada una con su parte de verdad y su parte a mejorar, casi todas incompletas en la comprensión de un fenómeno tan lleno de matices como este.

En definitiva, las investigaciones que se realicen sin tener en cuenta el matiz multifactorial del envejecimiento, fracasaran inevitablemente.

Las teorías que han intentado explicar los fenómenos asociados al envejecimiento son:

 

1) Teorías Históricas.

a. Teoría del desgaste orgánico

Basada en la creencia del desgaste consiguiente al uso reiterado y funcionamiento normal de nuestros órganos corporales. En general y según el planteamiento de esta teoría, las actividades que el hombre realice durante su vida, especialmente los excesos cometidos, repercuten en el envejecimiento de los órganos implicados.

b. Teoría de la autointoxicación

Estamos introduciendo constantemente toxinas en nuestro organismo, eliminadas regularmente. Cuando estas no son eliminadas adecuadamente, produciendo intoxicación corporal, se desencadenará un desgaste celular intenso y consiguientemente envejecimiento.

c. Teoría del trastorno glandular

Refleja la creencia en el falo de sistemas glandulares imprescindibles para el correcto funcionamiento de las personas. Consecuentemente a la alteración de las glándulas, se producirá el envejecimiento sistemático.

 

2) Teorías Psicológicas

 

a) Teoría de la desvinculación

Se sustenta en la pérdida progresiva del anciano de su vínculo social y viceversa.

El anciano es apartado de sus roles, pierde jerarquía en el entorno que le rodea, frecuentemente se aíslan y se producen episodios de marginación, en definitiva, la desvinculación social, precipita la sensación subjetiva de vejez y favorece el envejecimiento (visión negativa y asociada a la perdida).

 

b) Teoría de la actividad

Se asocia a la perdida de la actividad con la toma de conciencia de su inclusión en el grupo de mayores.

El factor de actividad más relevante, ciertamente inductor de sentimientos negativos asociados a la vejez, es la jubilación, que, si bien etimológicamente define el júbilo y alegría, en personas que llegan a esta situación, se convierte en un verdadero castigo, pasando bruscamente de ser personas adultas productivas, a ser ancianos inútiles con actividad de poca responsabilidad.

 

c) Teoría del cambio de poder.

Se basa en la pérdida de poder e influencia, en relación muy estrecha con la pérdida de poder viene precedida de situación de enfermedad, en la que el adulto es cuidado por otras personas(hijos, esposa.) y esta situación provoca un cambio profundo de roles, con más agresividad, si el afectado es el cabeza de familia, y el soporte económico es suministrado por otra persona

 

3) Teorías Biológicas

 

a. Teoría de los radicales libres

Esta teoría se basa en un fenómeno normal que se produce en las células vivas de los organismos de aerobios: Los procesos de oxidación-reducción. Estas reacciones químicas, presentes prácticamente en todas las vías metabólicas celulares, por tanto, inductores y favorecedores del envejecimiento.

 

b. Teoría autoinmune

Con el paso de los años, el sistema inmunológico, aquejado de deficiencias que alteran y afectan la capacidad de control del mismo, ataca al organismo produciendo su destrucción y precipitando el envejecimiento

 

c. Teoría del envejecimiento celular

Describe el proceso limitado de reproducción celular, argumentando que la limitación reproductiva de las mismas, marca inexorablemente el envejecimiento, Aproximadamente las células se reproducen un máximo de cincuenta veces, salvo las que no se regeneran, como el tejido neuronal.

 

d. Teoría de la acumulación de errores

Se basa en la afirmación de que, llegados a ciertas edades, el ADN comenzaría a tener fallos, o sea mutaciones imposibles de corregir e inductoras del envejecimiento.

 

e. Teoría de la programación genética

Todas las personas tienen un proceso genético determinado que directamente modula el envejecimiento, sin menoscabo de la influencia del medio en la aceleración del envejecimiento; es decir podemos encontrar en familias con miembros numerosos que sobrepasan los 90 años o personas de la misma familia menos afectadas por ciertos cambios frecuentes en el envejecimiento.

 

1.2   Consecuencias del envejecimiento

 

El deterioro progresivo consecuente del envejecimiento, aun siendo un proceso completamente subjetivo y personal, desencadena unas consecuencias que, salvo excepciones, comprobaremos en la población anciana en general. Se podrían estructurar de esta manera:

  • Cambios funcionales secundarios a cambio estructural. Los más usuales, afectando al organismo prácticamente en su conjunto, con alteraciones del comportamiento y la conducta secundaria a pérdida de población neuronal y de la transmisión como perdida de elasticidad del conjunto articular que determina disminución funcional de la articulación
  • Erradicación total de ciertas funciones. El ejemplo común lo hallamos en la mujer, perdiendo su capacidad reproductora.
  • Cambios solo reconocibles en circunstancias no basales. Si un anciano sufre presbicia moderada, es posible que sea consciente de la merma en situaciones de máximo esfuerzo visual.
  • Perdidas o limitaciones funcionales sin alteraciones estructurales demostrables. Son menos frecuentes y las consecuencias funcionales menos relevantes en el estudio del mayor, por su escasa incidencia.

INTRODUCCION

 

Hablamos de algo tan natural como la vida misma. Ya lo decían los autores del pasado, solo llegan a viejos aquellos que han vivido. Efectivamente la historia del envejecimiento es la historia de cada uno de los hombres que viven.

El hacerse mayor comporta en ocasiones conductas típicas y al mismo tiempo difíciles de entender, como las observadas en personas mayores que califican a los demás de viejos, pero no ellos mismos, al encontrase todavía jóvenes. En otros casos, los ancianos se califican como viejos, atribuyéndose tosa las connotaciones negativas del término, cuando en realidad su estado físico y mental no se ajusta a dicho perfil.

La realidad de los datos demográficos presentes y futuros, con un creciente envejecimiento individual y de las poblaciones, sobre todo del segmento de población de 80 años o más, se ha transformado en uno de los problemas más acuciantes para los gobiernos lo que ha dado a la Geriatría una dimensión sobresaliente. En este contexto, la salud en general y la asistencia sanitaria en particular son las areas claramente afectadas por el proceso demográfico.

La prevalencia y la incidencia de las enfermedades relacionadas con la Nutrición son, desde luego muy superiores en el grupo de edad avanzada como lo son también las tasas de cronicidad, incapacidad y dependencia originadas por aquellas.

La Geriatría contempla unos objetivos y precisa unos medios y métodos que la diferencian claramente del resto de especialidades.

Su objetivo fundamental consiste en evitar que los ancianos se conviertan en “pacientes geriátricos” y a la vez en el tratamiento específico de estos cuando aparecen diversos problemas como los relacionados con la Nutrición, que son los que vamos a desarrollar en este curso.

La situación actual de envejecimiento, tan atípica con respecto a otros países exige la creación inmediata de diferentes recursos asistenciales como residencias, centros de día, servicios de ayuda a domicilio, además de otros servicios complementarios auxiliares: limpieza, tramitación de diversas gestiones vitales para el anciano,

La calidad en la prestación de estos servicios esenciales, se convierte en el eje fundamental de la labor de los profesionales que prestan estos servicios. En consecuencia, resulta imprescindible la formación continua y especializada en los sectores de la geriatría y gerontología, para la adquisición de conocimientos en todos los ámbitos de actuación de las mismas.